La segunda oportunidad

Desde hace más de una década sigo a La Habitación Roja (LHR) y nunca me han defraudado. Les empecé a prestar atención allá por 2001 con "Radio", el que era su tercer LP. Y me sucedió algo curioso con ellos: me obsesioné con ese disco, me aprendí sus canciones de la primera a la última palabra (hasta Bona nit que está escrita en valenciano), y cuando fui a verles en directo por primera vez descubrí que tenían más canciones y más discos. Prácticamente pagué la entrada por escuchar en vivo Anónimos y salí fascinado con Te quiero, Mi habitación, Largometraje,...

Al día siguiente fui a la ya desaparecida Madrid Rock de Gran vía para comprarme todo lo que habían publicado. Como el talibán de Los Planetas que por aquella época era (y que aún sigo siendo... aunque menos), me sentía mal, raro, por escuchar a otro grupo indie, uno que además calificaban como rival, como si fueran "los Oasis" y "los Blur" patrios.

Esa sensación se marchó pronto, como casi todas las tonterías propias de la adolescencia, y cada vez sus discos sonaban con mayor asiduidad en mi reproductor. Se convirtieron por derecho propio en "uno de mis grupos", restando tiempo de escucha a J, Florent y compañía.

Los años trajeron nuevos discos, nuevas canciones y nuevos conciertos. Fuera cual fuera mi situación a lo largo de este tiempo, LHR ha sido una constante (como en Lost). Siempre han estado ahí, presentes en mi vida, y aunque ellos no lo sepan, juntos hemos ido recorriendo esta carrera de fondo. Junto a ellos he madurado sin olvidar lo que significa ser joven, he disfrutado los buenos momentos y sufrido los malos,... me han acompañado, y es una compañía impagable.

Como he dicho al comienzo, LHR nunca me ha fallado. Nunca han necesitado que les diera una segunda oportunidad. Ellos han vuelto a regalarme una nueva canción redonda y con una letra que me emociona porque la podría haber escrito yo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Periodismo: El País como ejemplo de una crisis que puede ser mortal

Salvados

'The Joshua Tree' - U2