lunes, 30 de abril de 2012

Los títulos en Inglaterra tienen nombres españoles

El sentimiento de orgullo que se siente cuando una persona cercana, y a la que aprecias, logra un reconocimiento o un galardón por su trabajo bien hecho es algo intrínseco a las comunidades. Es el motivo por el que esta temporada en nuestro país se está pendiente como pocas veces antes de las dos mayores competiciones del fútbol inglés: habrá españoles levantando los títulos. Seguro.

La Premier League se decide esta noche en el derbi de Manchester. El United visita a su vecino como líder, pero con sólo tres puntos de ventaja. Un victoria de los de Mancini daría un vuelco a la clasificación. Inglaterra se paralizará por un partido un día tan poco futbolero como un lunes.

La magia en el City la pondrá David Silva, mientras que en la portería de los diablos rojos el encargado de frenar al canario y sus compañeros será otro "david": De Gea. Sus campañas han sido irregulares, pero llegan a este momento crucial del año como piezas fundamentales en sus equipos.

Su pico de forma no es el más alto de esta temporada, pero de Silva depende que el juego ofensivo del City tenga sentido. Por su parte, el portero toledano ha experimentado un duro debut en la liga inglesa, con más suplencias de las esperadas y algunos fallos fruto de la inexperiencia. Consolidado como titular, que el título no cambie de rojo a celeste depende en gran medida de él.

La FA Cup también

Al menos un par de españoles se proclamarán ganadores de la competición más antigua. Liverpool y Chelsea juegan el próximo sábado la final. En los reds, Reina y José Enrique; mientras que en los blues militan Torres, Mata y Romeu. En Wembley ellos serán los protagonistas de la gran fiesta del fútbol más apasionante del mundo.

viernes, 27 de abril de 2012

Adéu, Pep Guardiola

Para culminar una de las semanas más tristes que se recuerdan en Can Barça, este mediodía Pep Guardiola ha anunciado su decisión de no renovar su contrato como entrenador azulgrana. Tras la derrota ante el Real Madrid el pasado sábado y la eliminación de la Champions a manos del Chelsea, el barcelonismo debe hacer frente al adiós de su guía durante el periodo más exitoso del club en su ya centenaria historia.

(Foto: Marca)
Guardiola, fin a cuatro años de gloria culé. (Foto: Marca)
Guardiola ha justificado su marcha en el "desgaste" que ha sufrido durante los cuatro años que ha sido el técnico culé.  Es lógico y comprensible: nadie como él refleja el sentimiento y la filosofía blaugrana, y eso conlleva una carga emocional extra. Le ha extenuado. No puede más.

Se ha refugiado Pep en el dicho "una retirada a tiempo es una victoria". Sabe que su pasión por el fútbol y su manera de vivir este deporte logra saturar a los que le rodean, y él temía que sus jugadores, a los que ha dado todo y quienes le han dado todo, se hartaran, se aburrieran de verle. Antes de que su relación fuera a peor y pudiera enturbiar su legado (como ha pasado tantas otras veces en el Barcelona), Guardiola ha optado por irse. Sin reproches, sin rencores, sin cuentas pendientes,... en el momento justo.


Se marcha un icono. Guardiola se formó como persona y jugador en La Masía, como futbolista del primer equipo ganó todo y fue capitán, regresó para hacerse cargo del banquillo (en una apuesta arriesgada de Laporta) y llevó al Barcelona a lo más alto, a conquistar todos los títulos posibles y a plasmar una idea de fútbol revolucionaria, atractiva y ganadora. Su vida es el Barça, y en el Barça no hubo (tal vez tampoco lo habrá) nadie que haya marcado tanto su historia.

Como hizo en su despedida como jugador, él ha elegido el momento. Y como en aquella primera marcha, también ha ayudado a encontrar su sucesor. Si para ocupar su hueco sobre el césped señaló a  Xavi e Iniesta, para el banquillo ha sido su segundo y gran amigo Tito Vilanova el que ha contado con su respaldo. Tomará las riendas cuando Pep, tras la final de Copa del próximo 25 de mayo, ponga punto y final a su etapa como entrenador de Barcelona. Una etapa que marcará un antes y un después en el fútbol mundial. Y los que amamos este deporte sólo podemos decir: "Gracias y buena suerte".

domingo, 22 de abril de 2012

Barcelona - Real Madrid: Las dos imágenes del Clásico


"La decepción culé", representada por Leo Messi. (Foto: Juan Medina, Reuters)



"El trabajo bien hecho", representado por Xabi Alonso. (Foto: Fernando Palomo, @Palomo_ESPN)


sábado, 21 de abril de 2012

Lecturas recomendadas para un día "Clásico"

Como cada temporada, los días en los que se enfrentan Barcelona y Real Madrid son las jornadas más importantes para los medios (deportivos o no) y sus periodistas. Es cuando hay que sacar la artillería e ir a por todas.

El beneficiado, sin duda, es el lector, que puede disfrutar de buenas noticias y grandes artículos, que no siempre son lo mismo.

"Mourinho renueva con el Real Madrid", Jesús Alcaide y Carlos E. Carbajosa, en El Mundo.

"El toquecito de Busquets", por Luis Martín, en El País.

"Papeles cambiados", por Ramón Besa, en El País.

"Cristiano y Messi cara a cara", infografía de Marca.

"La Liga bipolar se decide como debe", por Juanma Trueba, en As.

"Los siete pecados que condenarían a Mou", en Eurosport.

miércoles, 18 de abril de 2012

Chelsea, o cómo sacar partido de conocer tus limitaciones

El Chelsea jugó un gran partido ante el Barcelona. Sí, cuajó un buen encuentro en el que plasmó a la perfección su idea previa, exhibió sobre el campo sus virtudes, escondió sus defectos, y obtuvo premio. Un trabajo eficaz. Eso sí, no hizo el tipo de fútbol por el que se paga una entrada a gusto...

El equipo blue quiere jugar la final de la Champions y por eso realizó un planteamiento tan conservador y físico. Si hubiera salido a jugar de frente ante los culés, le hubieran partido la cara. Sólo hay un equipo en el mundo capacitado para jugarle de tú a tú al Barcelona, el Real Madrid, y cuando lo ha intentado ha salido esquilado. Di Matteo lo sabe, sus jugadores lo demostraron.

Los londinenses renunciaron al balón desde el primer minuto. Sus jugadores no están capacitados para tener mantener el esférico ante Xavi, Iniesta, Busquets y compañía, por lo que pelear por la posesión era un suicidio. Optaron por resguardarse, por juntar mucho las líneas para que las incursiones de Messi se convirtieran en una carrera de obstáculos. El argentino fue incapaz de saldar una de sus habituales galopadas con éxito: si era capaz de dejar atrás a un rival, a la hora de disparar a puerta siempre encontraba un defensa blue.

Gran parte de la victoria del Chelsea residió en un gran ejercicio defensivo de todo el equipo. Las ayudas defensivas casi siempre estuvieron bien hechas, algo que no es habitual aunque parezca raro. Sobre Messi siempre hubo un jugador encimando y cuerpeando, mientras que otro bloqueaba la posibilidad de disparo. Cahill y Terry se mostraron infranqueables, mientras que en los laterales Ivanovic y Cole cerraron muy bien las penetraciones de los blaugranas.

Además de todo esto, el equipo inglés contó con la suerte de su lado. Suerte de que los jugadores de Guardiola tuvieran un día nefasto cara a gol (Alexis y Valdés pudieron dejar sentenciada la eliminatoria en el primera parte), y también de que su única ocasión clara terminara subiendo al marcador. Como no podía ser de otra forma, el tanto llegó con un contragolpe. Era su única arma y la aprovecharon.

El gol de Drogba al filo del descanso lo acusó más de lo previsto el Barcelona. Su superioridad había sido aplastante, pero al descanso se fueron con 1-0. Mantuvieron el dominio en la segunda mitad, pero sin peligro. El Chelsea se sintió cada vez más cómodo según avanzaban los minutos, sabedor de que tenía en su poder un resultado que era un tesoro. Y con él irá al Camp Nou... y allí todo pinta que será muy distinto.

martes, 17 de abril de 2012

Los pecados del Real Madrid en Múnich

El Real Madrid vuelve a casa tras su partido ante el Bayern con un resultado (2-1) que no es malo, aunque necesite marcar un gol alcanzar la final, pero con una sensación horrorosa. A los blancos se les vieron las costuras en el Allianz, y lo que más debe preocupar a la institución es que no tuvieron delante un rival que les llevase al límite.

Coentrao. Queda como el gran señalado por la derrota y su futuro en Chamartín se antoja muy complicado. Su actuación fue deficiente tanto en el aspecto defensivo como en el ofensivo: nunca se impuso al rival, fuera quien fuera, que le encaró, y tampoco supo incorporarse al ataque para generar peligro. Culminó su mal encuentro con una acción de juvenil al irse al suelo ante Lahm en la jugada del segundo gol germano. Con sus carencias en defensa, se antoja incomprensible que Marcelo no sea titular en esta clase de encuentros.

La batalla del centro del campo. Xabi Alonso y Khedira dejaron sobre el césped de Múnich hasta la última gota de sudor que había en sus cuerpos. Protagonizaron una batalla encomiable ante los centrocampistas del Bayern, de la que salieron perdedores. Ambos recorrieron más de una decena de kilómetros, pero casi todos ellos detrás del balón y haciendo coberturas, pugnando y no jugando.

Özil. Cuando Mourinho le retiró del terreno de juego en la segunda parte, las luces del Real Madrid se apagaron. Fue el único jugador de su equipo, junto a Benzema, que dio sentido al juego, que buscó asociarse y tocat el balón y no sólo galopar en busca de Neuer. En su haber queda un gol que puede valer una final de Champions.

Arbeloa. Sin llegar al nivel de desatino que ha mostrado Coentrao, el canterano realizó un mal partido. Preocupa en el Real Madrid, y también a Vicente Del Bosque, el bajo nivel de forma que está mostrando el lateral en el último mes. Se puede observar en que no mide bien ni las anticipaciones ni los tackles, dos de sus mejores armas.

Cristiano Ronaldo. Era una noche para él, para que luciese. Escenario inmejorable, competición de enjundia y rival poderoso. Pero el luso pasó desapercibido. Más allá de su asistencia a Özil en el gol madridista (tras fallar un claro mano a mano), su aportación fue nula. Quiso ganar el partido él solo, y no lo logró. Tiene la vuelta para redimirse.

domingo, 15 de abril de 2012

Morosini, la fatalidad y la sonrisa

Pocas veces la fatalidad y la desdicha se centran tanto en una misma persona como ha pasado con Piermario Morosini. Este futbolista italiano falleció el sábado por el paro cardíaco que sufrió mientras disputaba el partido que enfrentaba a su equipo, el Livorno, ante el Pescara. Tenía sólo 26 años, y una vida llena de desgracias de las que se había sobrepuesto siempre con tesón y una sonrisa.

Mororini perdió muy joven a su madre, a los 15 años, y tan sólo dos después era su padre el que moría. No terminaron ahí las desgracias para este jugador que fue internacional con las categorías inferiores de Italia. Su hermano se suicidó, mientras que su hermana mayor padece una dura enfermedad.

Ninguno de estos golpes que le dio la vida le derrumbó... hasta que recibió el más duro, sobre el césped del Estadio Adriático. De éste no pudo sobreponerse como había hecho antes. El destino le jugó una última mala pasada, pero no le derrotó: no logró apagar su sonrisa.

Su novia, Ana Vavassori (una joven jugadora de voleibol), aseguró tras ver su cadáver que "parecía sonreír". Seguro que era así, seguro que sonreía. Las personas a las que la suerte les enseña su mala cara sólo pueden salir adelante redoblando esfuerzos, siendo optimistas cuando más cuesta, y con una sonrisa para hacer frente a todo y todos. Esa sonrisa con la que él se despidió.

Descansa en paz, Piermario Morosini.

viernes, 13 de abril de 2012

Tres nuevos temas de Love of Lesbian

La banda catalana ha lanzado un adelanto de su nuevo disco La noche eterna. Los días no vividos. Utilizando una estrategia novedosa han publicado tres nuevas canciones que se pueden escuchan en Youtube o Spotify, o descargar en iTunes, Zune y Mediamarkt.

Los temas se llaman “Los seres únicos”, “El hambre invisible" y "Wio". Es este último el que más me ha gustado por su intensidad y su rareza, por adentrarte en el universo lesbiano y hacerte sentir cómodo. Se aleja de la melodias y ritmos pop que había en 1999, su anterior larga duración, pero tiene gancho y un buen estribillo. Una canción que en directo será cantará el público y no se escuchará a Santi Balmes.



El próximo 22 de mayo saldrá a la venta La noche eterna. Los días no vividos en formato doble CD. Para escuchar las otras dos canciones nuevas y más información recomiendo la página web del grupo.

martes, 10 de abril de 2012

¿Por qué 'Segundo premio'?

"Sentado esperando a que llames, rezando por que des una señal. Los días cada vez van más despacio y solamente puedo esperar".

Así empieza la canción de Los Planetas que da nombre a este blog. Nadie quiere lograr el segundo premio. Como explica Nando Cruz en el libro que escribió sobre la banda granadina, "la medalla de plata es la que sabe peor. Es la prueba de que te has quedado a las puertas del triunfo absoluto, de que, en el último momento, te han vencido".

Nadie se acuerda de los que terminan segundos y no es justo. Su esfuerzo casi siempre es el mismo que el que vence, pero ellos se quedan sin nada. Y les toca volver a empezar.

Eso intento yo: volver a empezar. Recuperar la pasión por comunicar, por expresar mi forma de ver las cosas, por escribir sobre aquello que me resulte interesante. Este será el lugar.