martes, 17 de julio de 2012

El significado del dolor

Escribir duele. Al menos a mí me duele. Puedo dar forma en la cabeza a lo que quiero contar y comunicar, pero plasmarlo sobre el teclado para que alguien lo les me supone un sufrimiento... Una vez terminado me quedo satisfecho y sé que ha merecido la pena pasar por ese trago.

No soy el único que sufro. Nos pasa a casi todos los que escribimos.

El lado bueno es que todos los que lo hacemos somos algo masoquistas. Nos exponemos a la crítica haciendo público parte nuestro interior, escupimos lo que pensamos.

Ha pasado más de un mes desde que publiqué la última entrada en este blog, y el sufrimiento por no escribir ha sido mayor que el de hacerlo.

Eso significa algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada